El Liceo del siglo XXI

2017-12-10

El Liceo de Todos

La primera década del siglo XXI vio algunos de los años más ricos y felices de la historia del teatro. El repertorio que conformaba las temporadas incluían obras de los cuatro siglos de historia de la ópera occidental, la novedad de las producciones y las mejores voces del mundo eran cosas cotidianas en cada temporada. Joan Matabosch había logrado que el Liceo se insertara en los primeros lugares de la ópera europea y formaba parte del circuito de los teatros de temporada donde podías escuchar las mejores voces del mundo en los mejores contextos y con las partituras más interesantes. Con el lema: El Liceu de todos, se acaba con los más de cien años de elitismo en el público, que ya puede disfrutar del teatro al completo se siente donde se siente gracias a las nuevas tecnologías, al supertitulaje, las pantallas individuales para los asientos de poca visión y el abanico de precios de los asientos que los hacen accesible para todos..

Algunas de las funciones inolvidables de estos años incluyeron a muchos mexicanos, pero también a estrellas extraordinarias como Natalie Dessay, Nina Stemm, Patricia Petibon y Eva Marton, tenores como Juan Diego Florez, los extraordinarios trabajos de Ambrogio Maestri, Erwin Schutt y Carlos Álvarez, pero sobre todo montajes y producciones extraordinarias firmadas por Mart Aller, Bob Wilson, Robert Carsen, David McVickar o Peter Stein.

Desgraciadamente la bonanza no duró tanto, con la crisis económica europea el teatro se vió en serio problemas para mantener en activo la sala. Es una iniciativa de los propios trabajadores la que evita el cierre de actividades, quienes se negaron a admitir que el teatro dejara su escenario vacío por errores administrativos. Un hecho sin precedentes.

El Teatro del Liceo sigue siendo, a pesar de sus cambios administrativos, uno de los mejores teatros de Europa, donde se aprecia mucho el trabajo de los artistas mexicanos, como podemos ver en sus programaciones constantes de nuestros compatriotas.